HENEQUÉN

DESCRIPCIÓN

El Henequén es una planta resistente. Las hojas crecen desde el suelo, grandes, lanceoladas y carnosas de color blanco-azulado o blanco-grisáceo, saliendo todas desde el centro donde permanecen enrolladas a un tallo central donde se van formando hasta su separación, con espinas en su borde de casi 2 cm, muy agudas y finas. Todas las hojas terminan en el ápice en una aguja fina de unos 5 cm de longitud y de hasta 1 cm de ancho en su parte menos extrema. Florece una sola vez en su vida en un tallo de unos ocho o diez metros y una anchura superior a los 10 cm de diámetro. Desde más de la mitad de su longitud van saliendo pequeñas ramas en forma de piramide terminando cada una en un grupo de flores, cada flor tiene un tamaño de unos 5 a 10 cm.

CLIMA

Clima cálido - seco, sin precipitaciones pluviales superiores a los 1,200 mm anuales, ni largos periodos de sequía. La altitud, preferentemente a 1,500 msnm. Las condiciones de la tierra, favorablemente suelo volcánico, arcilloso, permeable y abundante en elementos derivados del basalto y riqueza en fierro. Temperatura constante de clima semiseco que oscile entre los 20º C. Importante la exposición al sol, ya que se considera favorable que existan nublados entre 65 y 100 días del año.

SIEMBRA

La siembra del Henequén está vinculada a las costumbres y tradiciones del campesino. El cultivo se desarrolla en forma natural, ya que no se usan fertilizantes ni pesticidas durante su ciclo vegetativo. Después de una larga espera, 8 a 9 años posteriores a la siembra del maguey, la planta llega a su madurez, son los campesinos los que conocen la edad adecuada del agave para cortarlo y utilizarlo en el procesamiento.

COSECHA

La cosecha es manual, se cortan las pencas y de ellas se extrae la fibra, cuando la planta está lista para ser cosechada, puede presentar muy diversas manifestaciones de carácter fenológico notorias a simple vista. La principal es que arroja el escapó florar denominado quiote, que es un síntoma de madurez. Otra característica es que las hojas deben estar en una posición de ángulo agudo con respecto al tallo, tienden a adoptar la de un ángulo recto. Esta condición es muy mencionada por el productor, que generalmente asevera que su plantación va bajando, pues las hojas al inclinarse dan la imagen de una planta más pequeña. En otras ocasiones el cogollo se reduce a su mínima expresión, es decir, se cierra el quiote. Esto provoca que se acumulen todas las reservas en las pencas, hinchándolas y agrietándolas, tornándose de color café rojizo. Otra señal es que aparecen mieles sobre la superficie de las hojas.

USOS

Consumo industrial, la fibra del Henequén se usa para la fabricación de sacos, mecates, cuerdas para barcos, entre otros fines, también se utiliza para obras de artesanía como alfombras, tapices, tapetes para pared y hamacas. A partir de él se pueden elaborar diversas bebidas alcohólicas muy tóxicas por su elevado grado alcohólico como el mezcal y el tequila.

SINÓNIMOS

Fibra de sisal

NOMBRE CIENTÍFICO

Agave americana