APIO

DESCRIPCIÓN


Planta herbácea, de 50 cm de altura; tallo hueco, acanalado, suculento, con surcos externos o estrías profundas; hojas lobuladas, lisas, brillantes, verde amarillosas; flores blancas o blanco verdosas, reunidas en umbelas.

 

CLIMA


El Apio es una hortaliza propia de climas templados y frescos, se desarrolla bien en cualquier tipo de suelo, prefiriendo los franco-arenosos, con buen contenido de materia orgánica; se clasifica como ligeramente tolerante a la acidez, siendo su rango de PH de 6 a 6.8 y medianamente tolerante a la salinidad.

 

SIEMBRA


Se propaga por semillas en un sustrato fino, las plántulas se trasplantan a una distancia de 30 cm entre sí, en suelos ricos en nutrientes y húmedos, bien regados. Es considerado como uno de los principales tónicos estomacales y aperitivos.

 

COSECHA


La cosecha se realiza cuando llega a los 70 a 75 días cuando está más firme y compacto posible. Es recomendable cortar las hojas con cuchillos o navajas bien afilados, evitando dañar la planta.

 

USOS


Consumo humano en ensaladas, se cultiva como hortaliza para ser utilizada como condimento, especialmente de carnes, cocidos, sopas y ensaladas. Se comen las ramas tiernas, crudas o cocidas, para lo cual se añaden al final de la cocción. Tiene un sabor fresco característico, es de textura crujiente.

NOMBRE CIENTÍFICO


Apium graveolens