EUCALIPTO

DESCRIPCIÓN


El Eucalipto se caracteriza por presentar hojas, blancuzcas, con el borde orientado hacia el sol, la corteza rota en jirones y el aroma peculiar; las flores son pequeñas y presentan una tapadera cónica que se desprende en el proceso de la floración, en ese momento se despliegan los estambres. Árbol siempre verde, de rápido crecimiento en condiciones favorables, puede alcanzar los 100 m de altura. Es característico el crecimiento helicoidal de la corteza, parece como si el árbol fuera retorciéndose al crecer. Posee dos tipos de hojas bien diferenciadas: en las ramas jóvenes crecen hojas aovadas y opuestas, mientras que las características hojas alargadas, en forma de hoz, se forman en las ramas adultas. Tanto las hojas como los tallos y las cápsulas florales huelen a esencia y poseen un sabor amargo.


CLIMA


El Eucalipto prefiere climas húmedos, sin heladas, con una precipitación anual media superior a los 700 mm, y con una distribución uniforme del régimen de lluvias.


SIEMBRA


Se deben plantar en terrenos pobres que no puedan ser aprovechados para otros usos agrícolas. La planta con cepellón se puede plantar durante todo el año siempre que se evite el tiempo extremadamente frío, o seco y caluroso, que puede matar las plantas jóvenes.


COSECHA


Se utilizan exclusivamente las hojas falciformes (en forma de hoz), que pueden cortarse en cualquier época del año a condición de que estén totalmente formadas. Las cápsulas, si se requieren por su fragancia, deben tomarse cuando ya se han abierto.


USOS


Medicinal, el Eucalipto tiene propiedades antisépticas particularmente de las vías respiratorias. Se utiliza generalmente por vía externa en inhalaciones para mejorar la respiración en casos de gripas o sinusitis. El aceite se obtiene a partir de hojas frescas, ricas en aceites esenciales. Se utiliza en esa forma desde hace muchos años para friccionar el pecho en ungüentos sobre el tórax y la espalda..


SINÓNIMOS


Alcanfor, Ocalipto.


NOMBRE CIENTÍFICO


Eucalyptus globulus